01 de Junio 2018

El ex presidenciable ultraconservador subió de un 10% a un 14% entre quienes reconocen que les gustaría que él fuera el próximo Presidente, lo que habla de una suerte de consolidación de una derecha más extrema, que actúa públicamente como oposición a la agenda valórica que se discute a nivel nacional y de la cual el Gobierno de Piñera ha recogido varios aspectos relevantes, incorporándolos a su propio discurso. Un riesgo claro de un posible fuego amigo que se instala en el horizonte de La Moneda.

Algunas de sus opiniones pueden sonar trasnochadas, sacar ronchas, llevar la tolerancia a su límite o, por último, parecer desentonadas con los tiempos que corren, pero mirar en menos políticamente la figura de José Antonio Kast puede transformarse en un grave error, especialmente para la derecha y el Gobierno de Sebastián Piñera. Es cierto que el Mandatario está en estos momentos con el viento a su favor gracias a un buen rendimiento en las encuestas, pero la amenaza latente que tiene no estriba en un posible rearme de la oposición que lo complique, sino que precisamente en su propio sector, con el crecimiento que está registrando el ex candidato presidencial ultraconservador.

Según la “Encuesta Criteria de Mayo” Encuesta Criteria de mayo, José Antonio Kast subió de un 10% a un 14% entre quienes reconocen que les gustaría que él fuera el próximo Presidente, mientras que el resto de las figuras políticas mencionadas de manera espontánea en esta pregunta, se mantuvieron casi en los mismos apoyos obtenidos en abril: Kelipe Kast (5%), Piñera (5%), Alejandro Guillier (5%), Marco Enríquez-Ominami (3%), Manuel José Ossandón (2%) y Joaquín Lavín (2%).

Este avance permanente que ha tenido JA Kast se instala en el horizonte de La Moneda como un potencial fuego amigo, ya que habla de una suerte de consolidación de una derecha más extrema, mucho más conservadora y que actúa públicamente como oposición a la agenda valórica que se discute a nivel nacional, de la cual la administración de Piñera ha recogido varios aspectos relevantes, incorporándolos a su propio discurso.

“En un país que en estos momentos está en una tensión valórica, hay un segmento que encuentra cobijo en José Antonio Kast y se están aglutinando ahí, eso explica que haya crecido, porque está ampliando su nicho, corriendo el cerco. Puede llegar a un 20%”, sentenció el director de Criteria, Cristián Valdivieso.

El movimiento que fundó Kast, llamado Acción Republicana, tiene un 9% de adhesión ciudadana según el sondeo, mientras que Chile Vamos se mantiene en el 23%, lo mismo que el 42% que no se siente representado por ningún sector político. Estas cifras apuntan a que Kast efectivamente tiene espacio para crecer, porque él es “tan fanático, tan conservador y complejo” –destacó Valdivieso– como el 15% de la población, entonces es un riesgo estigmatizarlo o minimizarlo, porque es hacerlo también con una parte no menor del país.

La encuesta se realizó entre el 15 y el 23 de mayo, a través de un panel <em>online</em> con mil 573 casos, entre hombres y mujeres mayores de 18 años residentes de todo el país. Su margen de error es del 2,5%.

Piñera está pasando por un buen momento en las encuestas. De acuerdo a Criteria, un 56% aprueba la forma en que está conduciendo su Gobierno, lo que reafirma lo que las últimas dos semanas se ha dicho del intento por retomar el control de la agenda pública, al subirse rápidamente a la discusión valórica y feminista con una batería de propuestas y gestos públicos en esa línea. “Está con el viento a su favor, lo que lo complicaría tiene que ver con la consolidación de una derecha dura”, insistió Valdivieso.

Es que precisamente la amenaza que representa Kast –siempre vigente con sus polémicas opiniones– no solo se ve reflejada en su alza de cuatro puntos, sino que también en el hecho de que pone en jaque a Piñera, porque el Mandatario debe moverse entre los tironeos públicos de los sectores liberales de RN y Evópoli y la fuerte presión que ejerce, por el otro lado, el ex presidenciable ultraconservador. “A la gente le hace sentido el discurso de Kast, porque no ven ahí un doble estándar, en estos días hay cosas que son políticamente incorrectas decirlas y muchos optan por guardárselas, pero ahí, en sus declaraciones, encuentran cobijo”, agregó Valdivieso.

El movimiento que fundó Kast, llamado Acción Republicana, tiene un 9% de adhesión ciudadana según el sondeo, mientras que Chile Vamos se mantiene en el 23%, lo mismo que el 42% que no se siente representado por ningún sector político. Estas cifras apuntan a que Kast efectivamente tiene espacio para crecer, porque él es “tan fanático, tan conservador y complejo” –destacó Valdivieso– como el 15% de la población, entonces es un riesgo estigmatizarlo o minimizarlo, porque es hacerlo también con una parte no menor del país.

A la baja

Si en el sondeo de abril eran Kast y Beatriz Sánchez quienes habían crecido significativamente, reflejando una polarización del clima político, hoy la balanza se inclinó fuerte hacia la derecha. No solo creció JAK, sino que la ex candidata del Frente Amplio bajó seis puntos –del 22% al 16%– entre los que reconocen que les gustaría que fuera la próxima Mandataria, perdiendo terreno por una menor vigencia pública en la coyuntura.

Un respaldo similar tiene el Frente Amplio como coalición (17%), aunque está en mucho mejor pie que la ex Nueva Mayoría, la cual obtiene un escuálido 9% de adhesión ciudadana, cifras que reflejan que es el nuevo conglomerado el que se está instalando en el imaginario colectivo como la voz de la oposición y que, además, está creciendo a costa de los partidos de centroizquierda tradicionales.

“La identificación con la Nueva Mayoría es de nicho, en un minuto efectivamente fue masiva, pero hoy es tan grande o pequeña, según se le mire, como el movimiento de Kast. Ese es el drama que tienen, no hay nadie realmente visible liderando nada”, precisó Valdivieso.

Otro elemento con tendencia a la baja en el sondeo se registró en ciertos sectores en relación con el bienestar ciudadano. Es un índice que obtiene Critería sobre la base de la aprobación del Gobierno, la percepción económica y del rumbo del país. Dicho bienestar en este sondeo de mayo es de un 24%, con peaks en el nivel socioeconómico ABC1 (35%), mayores de 60 años (29%) y hombres (28%), pero lo relevante es que los puntos más bajos, o sea, donde se registra una satisfacción más baja, es entre las mujeres (20%), los jóvenes entre 18 y 24 años (18%) y las clases sociales más vulnerables (14%).

El hermano

La encuesta Criteria midió el polémico episodio del fallido nombramiento que hizo el Presidente de su hermano, Pablo Piñera, como embajador en Buenos Aires. Las cifras son contundentes: un 53% rechaza la posibilidad de que un Mandatario pueda nombrar a un pariente directo como ministro, como embajador (54%) o en cualquier cargo público de menor figuración (52%).

No solo eso, un 59% consideró que, más allá de sus capacidades, Pablo Piñera “no tenía derecho” a ser embajador por la simple razón de ser hermano del Presidente y, si bien un 57% dice que el hecho de que Piñera desistiera de ese nombramiento no hizo variar la opinión que tienen de él, un 29% le valoró el gesto y reconoció que con eso mejoró la imagen que poseen del Jefe de Estado.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *