ByDepartamento de Comunicaciones

Tomas Feministas: ¿la fuerza de las ideas o las ideas a la fuerza?

Las feministas ya no tratan de denunciar los intolerables abusos sexuales, buscan cambiar la cultura, sin importar los principios democráticos que puedan ser vulnerados en el camino.

 

El 17 de abril de este año, con la toma del edificio de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile, se dio inicio a un nuevo fenómeno de tomas y paros en la educación chilena cuya novedad reside en los motivos de la interrupción de clases basados en reivindicaciones de ciertos grupos feministas. Las que comenzaron denunciando casos de abuso sexual ahora promueven petitorios que superan con creces la demanda de justicia en casos particulares.

Pero antes de hablar del carácter feminista de las tomas es necesario hablar propiamente de las tomas. Muchas veces nos olvidamos de que una toma es, por definición, un acto de fuerza «que no constituye un medio legítimo de emitir opinión ni forma parte del contenido del derecho a manifestarse», como lo señaló la Corte Suprema.

Quienes no conocen o no recuerdan el carácter violento esencial a las tomas, los invito a leer La Escuela Tomada, del profesor Alfredo Jocelyn-Holt¸ quien describe de manera notable la fuerza con la que se impone el asambleísmo que atenta contra principios mínimos de una votación democrática —(1) voto secreto; (2) padrón electoral y (3) Tribunal Calificador de Elecciones, como nos recuerda la plataforma, Voto Democrático— y la fuerza con la que los “tomistas”, como llama él a los usurpadores, definen los plazos de la toma y las condiciones para bajarla como si la paralización de las clases fuera la regla y no la excepción.

Es preocupante que los paros y las tomas se hayan vuelto habituales. En Chile, todos sabemos cuándo se hacen las tomas —abril, mayo y junio— y quiénes las llevan a cabo —el Frente Amplio y el Partido Comunista con sus respectivos satélites—. Se ha vuelto un cotidiano método de solución de conflictos: ¿quieren que se pinten las salas? Toma, ¿quieren defenestrar a un decano? Toma, ¿quieren un mundo mejor? Toma. Por el bien de la educación chilena esto no puede seguir así.

La paralización de clases es letal para la educación chilena y la afecta en todos los niveles. Cuando los funcionarios de la JUNJI se van a paro, afectan a miles de familias que confían en los jardines infantiles y sala cunas para poder trabajar tranquilos. Cuando se toman un colegio, las clases que perdieron no las vuelven a recuperar por mucho que sacrifiquen sus vacaciones como bien dijo el ex rector del Instituto Nacional, Jorge Toro. No olvidemos que entre el 2011 y el 2015 los alumnos de dicho establecimiento perdieron 372 días de clases, equivalentes a un año y medio escolar. Cuando se toman una universidad, incumplen el calendario académico, requisito mínimo de toda universidad que se respete: ¿podemos invitar a un profesor de Yale, Oxford o Cambridge y decirle: “sabemos cuándo empieza su curso, pero no cuándo termina”?

En cuanto al carácter feminista de las tomas, no podemos iniciar la reflexión sin antes condenar sin excepciones los actos de abuso sexual dentro de una comunidad educativa, los cuales revisten una gravedad especial por las normas de convivencia que deben tener profesores, funcionarios y estudiantes; quien traicione esta confianza y atente contra la dignidad de una persona no merece formar parte de su comunidad educativa y de ninguna otra. Las sanciones deben ser ejemplares y siempre deben darse dentro de un proceso justo sin verse afectado por presiones externas.

Pero lo exigido a continuación nos demuestra que las tomas feministas no son un fenómeno espontáneo carente de ideología. Si analizamos los petitorios y las declaraciones de sus voceras es posible identificar sus afirmaciones en el contexto de la tercera ola del feminismo, cuyas reivindicaciones muchas veces no pueden ser satisfechas sin afectar categorías esenciales de nuestra comunidad política, las cuales, si no están en consonancia con las demandas feministas, son descartadas por ser “patriarcales” sin ser analizadas por las razones de justicia que las fundamentan.

Por esto, no es de extrañar que sus demandas afecten la libertad de cátedra al exigir equidad de género en la bibliografía de los cursos, o que se vuelva al voto censitario al considerar solo de carácter simbólico el sufragio de los varones. Tampoco se sorprenda con la vocera que cuestionó el debido proceso y la presunción de inocencia por «no tomar en cuenta la desigualdad estructural en razón de género».

En razón de lo anterior, resulta frívolo e irresponsable que los ministros Plá y Varela simpaticen sin más con este movimiento —a menos que hayan dejado de defender la libertad de cátedra, la igualdad en el sufragio, el debido proceso y la presunción de inocencia—. Las feministas ya no tratan de denunciar los siempre intolerables abusos sexuales, buscan cambiar la cultura sin importar los principios democráticos que puedan ser vulnerados en el camino. Considerando lo que piden y cómo lo piden, más que “por la fuerza de las ideas”, las feministas buscan que primen sus “ideas por la fuerza”.

 

ByDepartamento de Comunicaciones

Tras dictamen de la Contraloría por Protocolo de objeción de conciencia de Ley de Aborto

En un dictamen que contradice el fallo del Tribunal Constitucional, la Contraloría General de la República determinó que el protocolo que regula la objeción de conciencia de la ley de aborto por tres causales “no se ajusta a derecho”. Según determinó la entidad fiscalizadora el protocolo no se ajustaría a derecho porque “es función del Estado garantizar el libre e igualitario acceso a la salud”. Es decir, sólo las entidades privadas pueden invocar la objeción de conciencia institucional.

Además, los órganos privados que tengan convenio con el Estado no podrán negarse a interrumpir embarazos “puesto que al recibir financiamiento público se entiende que sustituyen a los servicios de salud y que forman parte de la red pública de salud”.

Como Acción Republicana rechazamos el dictamen de la Contraloría porque consideramos que este vulnera la libertad de las personas y las instituciones, haciendo obligatoria una prestación que atenta contra la vida de un ser humano, el niño por nacer, y coacciona la libertad del personal de salud y de las instituciones que no quieren ser partes de esta infame legislación.

Nuestra Constitución política señala expresamente que el Estado debe velar por el bien común y, con este dictamen, se atenta directamente a un pilar fundamental de nuestra sociedad: la libertad.

Denunciamos innumerablemente que detrás de esta legislación se pretendía coartar la libertad individual e impedir la objeción de conciencia.

Como Acción Republicana defendemos, incondicionalmente, la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural y no permaneceremos indiferentes ante esta vulneración de la libertad y el derecho a decir que no.

ByDepartamento de Comunicaciones

Columna de Antonio Barchiesi

Bienvenidos a Acción Republicana.

 

Estimados amigos:

 

A nombre de nuestro equipo quiero darles la bienvenida a Acción Republicana.

Somos un movimiento que tiene como misión construir un Chile libre; próspero y de oportunidades. Estados convencidos de que esto se logra con instituciones fuertes y principios sólidos. Valoramos el rol insustituible de la familia, la sociedad civil y el Estado. Promovemos los principios de la libertad individual, la igualdad ante la ley y el estado de derecho. Reivindicamos la meritocracia, el esfuerzo personal y la transparencia. Todas estas ideas nacen del sentido común y todavía representan a la mayoría de los chilenos.

En Acción Republicana buscamos articular a la sociedad civil motivada por estas ideas. Lo hacemos con una voluntad propositiva y valiente; disputaremos todos los espacios donde podamos defender nuestro proyecto de país. Queremos despertar a la mayoría silenciosa y movilizar a los millones de chilenos que comparten nuestros valores; decirles que confíen en sus ideas, las cuales merecen ser defendidas sin rodeos.

Por medio de la acción buscamos ser aliados de los partidos políticos, los centros de estudios y las instituciones de la sociedad civil que defienden las ideas de la libertad. Esperamos de ellos un espíritu colaborativo y ellos pueden esperar de nosotros el esfuerzo de transmitir nuestros ideales a la mayor cantidad de gente posible con la actitud que nos caracteriza.

Si comparten nuestra forma de pensar y de actuar, los necesitamos en Acción Republicana, para que siempre haya un republicano donde se necesite transmitir o defender las buenas ideas.

Antonio Barchiesi

ByDepartamento de Comunicaciones

Manifiesto de Kast vincula el narcotráfico con “terrorismo ideológico”

Un documento de cinco páginas, dividido en 17 puntos, será presentado mañana en el acto en el que el ex diputado José Antonio Kast (ex UDI) lanzará su movimiento político. El grupo está conformado por el exabanderado presidencial en el directorio, junto al exdiputado Arturo Squella y a Javier Leturia, uno de los fundadores de la UDI; como director ejecutivo estará Antonio Barchiesi, y el coordinador territorial será José Carlos Meza, exasesor de la diputada UDI María José Hoffmann. Todos ellos estarán mañana, a las 19.00, en la Sala Omnium, en Apoquindo, donde se realizará el evento.

El texto que será dado a conocer -titulado “Quiénes somos, qué creemos”- constituye el manifiesto de la agrupación, como lo denominan en el equipo de Kast. Y en él, además de plantearse la “defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural”, se señala que “somos un movimiento que cree en Dios”, y se apuesta por “la familia fundada por el matrimonio entre hombre y mujer”. Esto, además de enfatizar el concepto de “justicia social”.

En el escrito también se plantea que “la mayor amenaza para la democracia y la convivencia pacífica entre los chilenos radica en la incontrolable expansión del narcotráfico, la penetración y el control que él ejerce sobre la delincuencia común que adopta aceleradamente las peores prácticas criminales, delitos siempre asociados al gigantesco lavado de dinero que este mundo delictual produce, todo lo cual se ve agravado por sus conexiones y redes con el terrorismo ideológico de movimientos que creen en la agitación social y en la violencia como un medio legítimo para alcanzar el poder y sustituir el sistema democrático”. Así, se agrega que “resulta necesario un acuerdo nacional para combatir estos flagelos”.

El texto también señala que “nuestra acción política está principalmente encaminada a hablar con la verdad y en defensa y promoción del bien objetivo, aunque ello nos signifique, en variadas oportunidades, ir contra la corriente”. Además, entre otras cosas, se apunta a la “defensa y fomento del derecho de propiedad para todos, porque estamos convencidos de que la propiedad constituye uno de los pilares que hace efectivamente libres a las personas”.

El movimiento ha recibido gestos de apoyo de algunos diputados UDI, como Hoffmann y Renzo Trisotti; y de RN, como Leonidas Romero, Cristóbal Urruticoechea y Luis Pardo. Este último dijo que “comparto muchas de las ideas que defiende Kast y valoro el coraje para sostenerlas y defenderlas públicamente”. Y agregó: “Respecto del movimiento que está pronto a lanzar, no he decidido por ahora una participación activa, y por supuesto le deseo el mayor de los éxitos”.

Fuente La Tercera http://www.latercera.com/politica/noticia/manifiesto-kast-vincula-narcotrafico-terrorismo-ideologico/136423/

ByDepartamento de Comunicaciones

DIPUTADO RN SE SUMA AL MOVIMIENTO DE JOSÉ ANTONIO KAST, QUE SE LANZA ESTE JUEVES

Al estreno asistirán los UDI María José Hoffmann y Renzo Trisotti, y el diputado RN Cristóbal Urruticoechea.
Ya está todo listo. Luego de realizar 77 cabildos en distintas comunas del país e inscribir a más de 10 mil personas en la plataforma online que lo anunciaba, José Antonio Kast cuenta los días para dar a conocer su nuevo movimiento, este jueves en Las Condes.

Tanto el director ejecutivo, Antonio Barchiesi, como Kast, explican que la idea es que sea compatible con la militancia de los partidos de Chile Vamos.

“Puede que algunos tengan interés en formar un partido, pero no es la prioridad y tampoco estamos pensando en eso. Hay actores políticos que se suman y esperamos sumar más, en la medida en que se entienda que sin perjuicio de pertenecer a un partido hay ideas y objetivos comunes que a través de un movimiento se pueden reforzar mejor”, asegura el ex candidato presidencial.

Bitnami